miércoles, 20 de abril de 2016

PUNTO FINAL


El libro estaba  ya acabado y puesto a la venta en las librerías, pero las letras estaban hartas y se quejaban de estar apresadas entre sus páginas. La A fue la primera en escapar, en sentirse libre. La secundaron la B, y la C, y la D... y todas las demás. Al marcharse la última, la grafía Z, el libro volvió a ser otra vez papel en blanco, con un enigmático y borroso final. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada