lunes, 13 de junio de 2011

Hoy he pasado un buen día en la feria del libro de Madrid, firmando mis obras en el stand de la editorial Palabra (caseta 296).
Este año no tenía ningún libro nuevo para promocionar, pero sí las ediciones de mis novelas anteriores, publicadas en la colección "La Mochila de Astor" dirigidos al público infantil y juvenil.
El que ha gustado más a los lectores, con diferencia, ha sido "La herida del oso pardo". Personalmente, tengo más cariño a mi primera novela, "Donde vuelan las águilas", la que sostengo con la mano en la fotografía. Sin embargo, parece que los chicos se resisten a leer libros con protagonistas femeninos.
¿Por qué será?
Por lo demás, ha sido una oportunidad para encontrarme con la familia en sentido amplio, con buenos amigos y fieles compañeros de trabajo.
¡Qué más puedo pedir!
Hacía una calurosa mañana de verano y junio, con alegría, avanzaba radiante, rodeado de libros y de palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada