jueves, 16 de junio de 2011

AL OTRO LADO DEL ATLÁNTICO


Cuando un libro sale a la venta y comienza su andadura por las librerías y tiendas, se parece mucho a una botella lanzada al mar, que no se sabe nunca dónde va a ir a parar arrastrada por la fuerza de  las olas. Aunque el cristal del recipiente es muy frágil, el mensaje encerrado en la botella puede cruzar mares, incluso océanos... Eso es lo que le ha pasado a mi novela  "La herida del oso pardo".

Con sorpresa, descubro  por Internet que ha atravesado el Atlántico hasta llegar a México y que alguien de la Universidad Panamaricana  lo ha leído con atención y lo recomienda para los adolescentes. Sentado frente al ordenador de mi casa, en el centro de Madrid, me parece todo un prodigio.

Os dejo íntegra la reseña publicada ya hace unos meses, en marzo de 2011:


3. Sancho, Miguel Luis
La Herida Del Oso Pardo
Palabra, Madrid, 2010
Literatura, Novela juvenil de aventuras
Un chico que vive en un pueblo al pie de la Cordillera Cantábrica se encuentra accidentalmente con un gran oso pardo; poco después éste cae en una trampa y se hiere gravemente. Tanto los partidarios de la conservación de la naturaleza como los cazadores de presas vivas se lanzan en su búsqueda, en la que también participan el chico que lo avistó y una amiga suya que veranea en el pueblo. Mientras unos intentan apresarlo y otros curarlo y dejarlo en libertad, se averigua que se trata de una hembra que ha dado a luz dos crías recientemente. La obra, escrita como una breve pero intensa aventura que deja honda huella en quienes la viven, cuenta con bonitas descripciones de montes y bosques y encierra una apasionada defensa de las criaturas salvajes, sobre todo de las especies en trance de extinción. Desde el punto de vista literario son poco relevantes tanto la forma convencional de su desarrollo narrativo como los modestos aciertos estilísticos que encierra, pero resulta entretenida y su mensaje conservacionista es interesante y educativo.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada